Generalmente hacemos hincapié y convertimos en foco de cuidado a las personas que padecen una enfermedad o patología; pero dejamos de lado a personas tan importantes y fundamentales en la mejoría de la persona enferma: los cuidadores(as). Primero que todo, vale la pena aclarar un poco los conceptos sobre el cuidado, el cuidador(a) al que queremos referirnos, y la enfermedad; en este caso hablaremos sobre enfermedades consideradas terminales o que generan una discapacidad; donde la persona enferma se hace más dependiente del cuidador(a), sin poder desenvolverse por él mismo, exigiendo la implicación y el cuidado constante. Sin olvidar que “LAS PERSONAS QUE CUIDAN TAMBIÉN SON IMPORTANTES”

Nos enfocaremos en el bienestar psicológico de los cuidadores(a); a partir de sus procesos autovalorativos, estos mostrándose antes y después de la relación del proceso de cuidado.

Cuidado

cuidado. iyoud.org

El cuidado lo conceptualizamos según la definición hecha por Rojas, 2014; la define como: la actividad que realiza una persona para dedicarse a la atención y responsabilidad de otra persona; a cual en ese momento de su vida demanda este tipo de asistencia dado su estatus de enfermedad, discapacidad, minusvalía o incapacidad; que le dificulta o impide el desarrollo normal de las actividades vitales o de sus relaciones sociales.

Cuidador(a) informal primario

cuidador informal. iyoud.org
LAS PERSONAS QUE CUIDAN TAMBIÉN SON IMPORTANTES

para conceptualizar al cuidador informal primario, tomamos la definición de Lechuga, 2015: la persona del entorno de un paciente; que asume voluntariamente el papel de responsable del mismo en un amplio sentido. Este individuo debe estar dispuesto a tomar decisiones por el paciente; decisiones para el paciente y a cubrir las necesidades básicas del mismo, ya sea de manera directa o indirecta.

Estos no suelen disponer de capacitación; pero tienen un elevado grado de compromiso caracterizado por el afecto en el trato y una atención sin límites; en el cual no recibe ningún tipo de remuneración monetaria a cambio. Esta persona es del entorno del paciente; el cual comprende a familiares o personas cercanas de los pacientes que realizan la tarea de cuidar; ya sea en casa del paciente o del cuidador(a) o en un centro de salud.

Autovaloración

autovaloración. iyoud.org

Según Castillo, 2012, Domínguez, 2003 y Marcos, 2003, la autovaloración es una configuración de la personalidad; integra articuladamente un concepto de sí mismo, con relativa estabilidad, dinamismo; comprometido en la realización de las aspiraciones más significativas del sujeto en las diferentes esferas de la vida. Constituye la dimensión valorativa dinámica de la autoconciencia. Supone además la presencia de vivencias, valoraciones sobre sí mismo; sobre los contenidos esenciales de su personalidad a través de los cuales se expresan las tendencias más importantes en las cuales se implica afectivamente. Se trata de un proceso vivo, dinámico, organizado de reflexiones desde un compromiso emocional en torno a un conjunto de marcos estables de referencia.

Al ser esta una dimensión afectiva de todo el proceso de autorreferencia; juegan un papel importante el amor, respeto, aceptación y estimación propios, pues en esto se sostiene la dignidad y orgullo personal. Dentro de esta se muestran indicadores, como autoestima, autoconocimiento, autoconfianza, presencia personal, autocuidado, felicidad, amor propio, autoaceptación e ideales. A partir de esto la autovaloración puede ser estructurada, adecuada, efectiva; posee integrar placer de ser y lo que desearía ser, autoconocimiento, conociéndose de modo creciente, flexibilidad, tolerar elementos discrepantes y autoestima. También se puede manifestar de manera inestructurada, formal, no adecuada; por sobrevaloración o subvaloración (Castillo, 2012; Domínguez, 2003 y Marcos, 2003).

Autovaloración y bienestar del cuidador(a)

autovaloración y bienestar. iyoud.org
LAS PERSONAS QUE CUIDAN TAMBIÉN SON IMPORTANTES

Los procesos autovalorativos son esenciales para la construcción adecuada de la personalidad en todas las personas; pues esta es la primera formación motivacional compleja, formada en la construcción personológica de la persona. A partir de ahí podríamos empezar a estructurar los cimientos del bienestar psicológico en general.

Autovaloración en cuidadores (as)

autovaloración cuidadores. iyoud.org
LAS PERSONAS QUE CUIDAN TAMBIÉN SON IMPORTANTES

Según investigaciones realizadas, podemos observar que los procesos autovalorativos de los cuidadores(as) informales primarios, puede mostrarse inadecuado. Generalmente se muestran con una tendencia a la subvaloración, que en ocasiones se muestra sobrevalorada. Para explicarlo de otra manera, el cuidador(a) ejerce su rol a partir de una exigencia del medio; esta puede ser impuesta por otras personas o por la situación.

Ejemplificando un poco: cuando es impuesto por otras personas, como lo pueden ser familiares o personas cercanas, se hace por medio de democracia; todos eligen a uno. Pero generalmente esta decisión se toma, señalando a la persona a la cual se tiene como chivo expiatorio; el cual tiene invalidado por el mismo y los otros el “NO”. Por esto mismo la persona no es capaz de asumir una posición de respuesta negativa y hacer respetar su “NO”, por lo que termina haciéndolo. También esta la situación en la cual no puede decir que “NO” por la situación o contexto, que de igual forma su “NO” se invalida. Un ejemplo claro puede ser el esposo o la esposa de una persona con una enfermedad.

Estas personas que asumen el rol de cuidadores(as), tienden a presentar dificultades en su autovaloración, ya sea subvaloración o sobrevaloración. Cuando se presenta por sobrevaloración, en muchas ocasiones es una subvaloración disfrazada, la cual se expresa de forma sobrevalorada; esto para reducir el malestar que le genera ante las personas la imagen de subvaloración. Esto se evidencia a partir de la asunción del rol por medio de una situación, donde la persona no tiene otra elección, según sus creencias. Esta sobrevaloración expresada, lo hace tomar desiciones y no pedir ayuda, asumiendo que con todo tiene que poder y demostrar qué puede.

Bienestar en cuidadores(as)

bienestar. iyoud.org
LAS PERSONAS QUE CUIDAN TAMBIÉN SON IMPORTANTES

La persona que se encuentra cuidando a otro, es importante que tenga una salud emocional y física adecuada; pues de esta va a depender una gran parte de la mejoría. En dependencia del trato, los quehaceres, la atención, el amor y la dedicación e implicación, entre otras; la mejoría de la persona enferma, será más rápida y eficaz o lenta y dolorosa. Por lo tanto se hace imprescindible el bienestar psicológico del cuidador(a) de los pacientes con algún tipo de enfermedad; pues ayudará a la mejoría del paciente. En muchas ocasiones se puede observar que los cuidadores(as) terminan asumiendo y absorbiendo la patología o enfermedad; desenvocándole en la misma o en el desarrollo de otro tipo de enfermedad, pero dejándolo siempre con una carga negativa sobre sus hombros.

Los procesos autovalorativos antecesores al ejercicio del rol, generalmente se muestran inadecuados como habíamos mencionado anteriormente; pero el rol ejerce una influencia negativa, en el caso de no tener herramientas y estrategias adecuadas de afrontamiento; pues en ocasiones no puedes dejar de asumir el rol. Pero sí puedes asumirlo de otra manera, aceptando sentimientos, emociones y pensamientos y no buscando la justificación. Sé que no quiero cuidar a otra persona, que me gustaría verla bien; pero no me gustaría renunciar a mi tiempo, actividades, hobbies, entre otras, por estar a su cuidado. Sentir esto es normal, pero intentamos negarlo y justificarlo haciendo y diciendo cosas para otros y para nosotros para convencernos del gusto hacia el rol.

Debemos respetar nuestras decisiones, pensamientos, sentimientos, creencias, ideas, para que otros las puedan respetar. Asumir el rol pero teniendo claro que no sería lo que mas me gustaría, aceptándolo y generando un cambio real, que no me genere malestar. El amor hacia otra persona es bueno y fundamental, pero esta primero el amor propio, el autocuidado, autoconocimiento, autoestima, entre otras; y así poder brindar mejores posibilidades a los demás, pues cómo me amo voy a amar.

Reflexión

reflexion. iyoud.org
LAS PERSONAS QUE CUIDAN TAMBIÉN SON IMPORTANTES

Es momento de tener en cuenta a la persona que se encarga del cuidado de otro, sin dejar de lado a la persona al cuidado. Los cuidadores(as) son posiblemente la influencia más directa para que una persona enferma se recupere. Debemos velar por el bienestar de los cuidadores(as) y que estas no pasen de ser cuidadores(as) a ser personas al cuidado. La intervención y los procesos de mejoría deben ir enfocados tanto al enfermo como al cuidador(a); pues la salud mental y física es un derecho que tenemos todos y al cual debemos tener un fácil acceso. También debemos aceptar, respetar y reconocer el “NO”, buscando alternativas de solución; ya sea para encontrar una vía de solución o para aceptar y vivir de una manera saludable; con una calidad de vida agradable, sin hacer negaciones y justificaciones hacia nuestra decisión.

Diego Bejarano Psicologo

Soy un psicólogo integral, siempre enfocado en el bienestar tanto individual de las personas como colectivo. Enfatizando en el crecimiento y desarrollo de la persona, implicado, generando cambios reales y positivos, convirtiendo los problemas en oportunidades. Mi forma de accionar es dinámica, adaptándome a cualquier situación, persona y contexto, aportando lo mejor de mí para tu bienestar.

Agenda tu cita con Diego Agendar cita Ver perfil

Categorías: Psicología

1 comentario

AffiliateLabz · 15/02/2020 a las 19:56

Great content! Super high-quality! Keep it up! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Whatsapp IYouD
Hola. 👋
¿En que podemos ayudarte?