En este post haré un resumen del primer video-foro que hicimos el pasado domingo 22 de Marzo con los psicólogos de IYouD. “Entre el Coronavirus y el rigor de aislamiento, tu salud mental va primero” Este foro fue un espacio creado para conversar con ustedes sobre la influencia del confinamiento en la salud mental.

Estado de alerta

En este momento nos encontramos en medio de grandes cambios a nivel mundial, se produjo una fragmentación a nivel sanitario, económico y en el tejido social. Estamos reclutados en nuestros hogares o nos hemos reunido con nuestros familiares para hacer la situación más agradable. Esta pausa rompe con nuestra rutina, con los vínculos cotidianos y con el día a día.

Aunque por un lado la tecnología nos tiende la mano y la modalidad online nos permite trabajar y estudiar desde casa, estos cambios hacen que las personas se desconecten de su normalidad. Dejar las actividades significativas, no poder salir ir a trabajar, no poder participar de actividades placenteras, como hacer deporte o realizar algún tipo de actividad artística, perder el contacto social e incluso aspectos que pueden pasar desapercibidos como el contacto directo con la luz solar, nos hacen reflexionar de los detalles de la vida.

Todos estos elementos tienen un impacto sobre nuestro estado de ánimo, es decir proporcionan un costo. Cambiar la rutina implica un desorden psicológico, un impacto emocional que genera ansiedad e incertidumbre al igual que cambia el ritmo de vida en general, el sueño, el apetito. 

Impacto psicológico sobre la sociedad

Desde el punto de vista positivo, el estado de alerta influye sobre los valores sociales, ahora es más evidente que nuestras acciones repercuten sobre los demás y lo que los demás hace repercute en nosotros. Lo que ocurrió en China tuvo un impacto global y hoy la solución también es social. Si yo salgo a la calle perjudico a otro y si otro sale a la calle me perjudica a mi. Esto significa que la posibilidad de solucionar la pandemia tiene un valor colectivo, cooperativo, donde los valores individualistas entran en crisis. De alguna manera esta crisis puso en jaque muchos valores individualistas y ojalá esto nos deje algo después del caos, una movimiento más comunitario, social, una reflexión que todos nos necesitamos.

El aislarse no solo incluye aburrimiento y desorientación, sino la preocupación hacia seres queridos, que se encuentran en situaciones vulnerables, que no se pueden visitar y porque no, que estén infectados. También la pérdida de rutina nos angustia y nos pone ansiosos, las noticias cambian hora tras hora y parece que estamos viviendo una crisis de sin fin. En este momento lo principal es concentrarnos en el presente, en el día a día, tomando las precauciones evidentes pero siempre teniendo presente que lo único que podemos hacer para contribuir es mantenernos en nuestras casas.

Consejos para llevar el confinamiento

Crear una rutina

Mantener un cronograma, una organización, con horario de tareas, empezando con el desayuno, ducha, vestirse como siempre (ten en cuenta que la presentación es hacia ti mismo). Ordenar el hogar, preparar comida saludable. A medida que vayas cumpliendo con tus actividades diarias, táchalas de tu cronograma. Esto te dará satisfacción y claridad de lo que has logrado en el día.

Deporte

Esto puede sonar muy típico, pero la realidad es que el deporte ayuda a bajar los niveles de ansiedad, regularizar el sueño, el apetito. Tiene un impacto sobre neurotransmisores que hace que te sientas mejor. Así nunca hayas practicado ninguna actividad física, este sería el momento ideal para iniciar un nuevo proyecto deportivo.

Cuidado de vínculos

Cuidado y mantenimiento de vínculos sociales, se pueden cultivar por medio de WhatsApp, Skype, teléfono o redes sociales. La idea es mantener el contacto como sea posible, sin embargo la videollamada suele ser más cálida y cercana que la conversación fragmentada por mensajes de texto. Intenta pasar solo un minuto de la conversación hablado sobre noticias y después cambiar de tema, trata de mantener un vínculo sano, tenemos una situación complicada afuera que ya resulta monotemática.

también te podría interesar Padres Hijos y el encierro

Cuídate de la sobreinformación

Estar importante estar informados pero no sobreinformados. La televisión, las noticias, las redes. Intenta no dejar de hacer las cosa que hacían antes, es decir no dejes que se contamine todo tu día de este caos. Si veías series, hazlo y si escuchabas música hazlo, no lo cambies por las noticias. Es más podrían ubicar en el cronograma una hora exacta para informarte sobre noticias, para ocuparte de ellas y no preocuparte por ellas.

Designa espacios

En esta época la convivencia juega un papel primordial, es difícil pasar todo el día, durante varios días con la misma persona (sea quien sea). Es por esto que es imprescindible designar espacios para que cada uno este solo haciendo lo que quiera, incluso estar solo haciendo nada. Eso es importante especialmente para el ruido mental, para tener un momento de paz y de ocio consigo mismo.

Psicoterapia

En el caso de que estés yendo a psicoterapia, lo puedes seguir haciendo de forma online o en el caso que estés pasando por momentos difíciles, ya sabes que IYouD está para ti. Es interesante ver que en este momento nuestro servicio se entiende un poco más, que la tecnología es el futuro y que muchas tareas que realizamos antes de manera presencial, se pueden hacer online. Sin quitarle valor al contacto físico, es el estar atentos a que estamos en una época de cambio, en donde poco a poco cada vez más gente trabajará desde casa y estaremos más en contacto, pero por otros medios. Es importante saber cuándo pedir ayuda, no estamos solos.

Síntesis:

  • No perder la rutina, crear una nueva rutina
  • Aprovechar para recuperar amistades antiguas 
  • Mantener vínculos sociales, de la forma que sea posible (videollamada preferiblemente)
  • Hacer actividades placenteras en casa, si no las tenias, es momento de empezar a hacer una
  • Presente: No podemos elegir la situación pero podemos elegir cómo llevarla
  • Mantener tu ambiente ordenado y tu presentación personal intacta (hazlo para ti, no para el resto)
  • Designa espacios para estar solo, para comer y para trabajar
  • Practica el altruismo, esta comprobado que hacer cosas por el otro, te hace sentir bien
Entre el Coronavirus y el  aislamiento tu salud mental va primero
Entre el Coronavirus y el aislamiento tu salud mental va primero

¿Que viene después?

Es claro que al finalizar este estado de alarma habrá secuelas sociales, sanitarias y económicas. En el ámbito social, la desconfianza predominará, el miedo al contagio. Nos va a costar retomar las actividades, vamos a tener que hacerlo de manera progresiva, solidaria y ya no tan individualista.

Aspectos para tener en cuenta a futuro

Durante estos meses nos daremos cuenta que este proceso es un compromiso de comunidad. El pueblo contribuye con el aislamiento social, los científicos deben investigar hasta encontrar una vacuna, los médicos deben tratar a los enfermos, los políticos deben tomar decisiones velando por el bien social y económico de la población y nosotros, los psicólogos debemos proporcionar apoyo a las personas con ansiedad, miedo, incertidumbre y los sentimientos que genera el aislamiento. Además, después del caos hay que encargarse del estrés post traumático que esta situación pueda dejar.

Nathalia-munoz-Psicologa

Cada día es una nueva oportunidad para cambiar algo en nuestras vidas. Soy psicóloga clínica y mi interés es impulsarte a generar cambios, tomar decisiones y conocerte mejor durante este proceso. Soy una persona empática, dispuesta a proporcionarte mi conocimiento y apoyo para sanar el pasado y reestructurar tu presente y futuro. ¿Te animas al cambio?

Agenda tu cita con Nathalia Agendar cita O si lo prefieres Mira otros profesionales

Categorías: Psicología

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Whatsapp IYouD
Hola. 👋
¿En que podemos ayudarte?